Compartir

13/11/11

Amanece que no es poco

Una mañana de campo y playa:

Esta mañana ha sido muy prolífica. Todo comenzó con un amanecer en la playa de Pinedo, un día inestable: los rayos de sol se colaban entre las nubes, el mar picado de un verde turquesa turbio, las olas, los buques mercantes, el espigón, los veleros detrás, el olor a sal. Una estampa muy bonita. El cuadro para romper mano... me recuerda a Impression, soleil levant, salvando las distancias. Pero esa es la intención, trasmitir una impresión.

El cuadro del campo es bastante relamido. Pero ahí queda eso.

5 comentarios:

j2c6 dijo...

Qué alegría ver que sigues con la producción. Tus cuadros me gustan porque son tuyos, es decir se sabe que eres tú, es como cuando ves los caretos de los cuadros holandeses: sabes que son ellos. Siempre es un placer y un privilegio ver las obras nuevas a través del blog.

Pablo dijo...

me ha gustado eso de los caretos holandeses... yo también diferencio un cuadro holandés.
Ahí estamos Mel, en plena producción... aunque aún no ha vuelto la inspiración... ya llegará con el trabajo. Amunt

gabriel - paginas web dijo...

ahh cuanto me ta con este postacuerdo de la playita con este post :)

Anónimo dijo...

Bien fulyy!!, veo que sigues pintando igual de mal que siempre. Me alegro de que las cosas sigan su curso sin que uno tenga que estar allí.
Ánimo desde una de las ciudades más bonitas de España, donde sus habitantes se muestran tacaños, cuadriculados, independentistas; pero en verdad son grandes personas, que saben apreciar un costoso amanecer en la playa, y que en el fondo les duele no poder tener ese sentimiento español.

Barcelona 29·11·11

Pablo dijo...

Gracias por el cumplido. Un saludet.
Ale, nos vemos anónimo.
Todo sigue su curso.

Publicar un comentario