Compartir

18/4/15

El maratón en menos de tres horas

Charriots Of Fire by Vangelis on Grooveshark
Valencia, ciudad del running (Volta a Peu 1930)
El 19 de abril de 2015 pasará a mi historia personal como el día que bajé de las tres horas. El día en que el dos se hizo presente. Seis maratones han hecho falta.
Después de haber "pinchado" en noviembre decido que no hay que dejar pasar el momento de forma y Pensat i fet, el Maratón de Manchester será el próximo objetivo.
La experiencia me ha dicho que en maratón nunca se debe vender la piel del oso sin haberlo cazado, por eso siempre se recomienda realismo, prudencia, ser conservadores. Al menos de puertas afuera. Pero hay que ser optimistas, positivos. Esta vez es posible.
La experiencia, los años y la acumulación me indicaban que era posible. La victoria la tenía en la mano. Gané.
Km 32 del maratón de 2011
Diecisiete años, una vida, desde que presenciara como mi hermano lo lograba, sufriendo lo propio por el mismo objetivo. Quizá ese día me dijera que algún día yo también lo haría.
Mi hermano Juan entrando en meta sub-3hrs
...Mis padres y hermanos en el estadio del río Turia estaban viendo como el reloj de meta avanzaba y se acercaban las fatídicas tres horas. Sufrían pensando en que de nuevo iba a fracasar. Vieron cómo entré en el estadio a falta de pocos segundos, cruzando la meta en 2.59.33. Habían pasado siete años desde el debut y se había convertido ése 2 de febrero de 1.997 en uno de los días más felices de mi vida. Busqué a mi liebre al terminar. Le abracé y le di las gracias...
El otro día le comentaba a mi hermano que en la vida hay dos maratones (generalmente), el primero y el maratón en el que bajas de las 3 horas, luego están los demás.
El primero fue en el 2008, mi objetivo era terminar y disfrutar. Gran debut en 3.18 hrs. que me dejaba con el lado amable de la prueba.
En el segundo en 2010, pasé la media en 1.34 y me la pegué. Mejoré mi marca en un minuto pero sufrí por primera vez. Arriesgué y lo pagué. Conocí la crueldad del maratón. La doble cara de la moneda.
El tercero, 2011, fue el mejor hasta la fecha terminando en 3.02 hrs., de inicio quería terminar en tres horas diez, reservón. Pasé la media en 1.33, había entrenado bien... En el km 30 me vi bien y apreté. Me vine arriba, por un momento pensé que podía llegar a coger al grupo de las tres horas. Pero haciendo mis cálculos y viendo que era casi imposible decidí llegar con la calma y disfrutar del momento.
El cuarto, en el año 2012. Mi primer ataque serio a las tres horas, ataque desde el inicio. Recuerdo que la semana anterior pillé un buen catarro, (puede servir de excusa). Hice todo lo posible para sobrevivir a base de caramelos, propóleo y demás asuntos homeopáticos. Pero me pasó factura. Pasé la media en 1.30, arriesgando, para llegar al final en 3.15. Otra vez volví a ver la cara amarga del maratón.
El quinto intento fue en noviembre de 2014, hace apenas medio año, una preparación correcta pero demasiado corta. Estuvo bien ajustada en los tiempos, pero me vi falto de fuerzas y se me fue en los últimos cinco kilómetros. 3.03 hrs. Sensación de rabia. Faltó tan poco.
Y hoy, en esta sexta ocasión, en este tercer intento a las tres horas, lo logré... Siempre se ha dicho, a la tercera va la vencida. Espero repetir en Valencia 2015.
... y ahora a descansar. En breve quizá publique una crónica de la carrera con fotos...

0 comentarios:

Publicar un comentario