Compartir

25/11/20

Reflexiones heterodoxa - Inger Enkvist

El año pasado gracias a mi amigo Arturo pude estar una tarde hablando con Inger Enkvist, catedrática de español en la Universidad de Lund y exasesora del Ministerio de Educación de Suecia. Fue una tarde en la que aprendí mucho en a penas una hora de conversación. 

Yo no sabía ni quien era Inger pero enseguida me di cuenta de que estaba ante una gran intelectual, una mujer con sabiduría, una persona que te hace caer en la cuenta de cuánto nos queda por estudiar y aprender. Y tuve el honor de que me regalara el libro de "Reflexiones heterodoxas" y me dedicara unas palabras.

"Reflexiones heterodoxas" es un libro que recoge una serie de artículos variados en los que entre otros habla de autores de la lengua española, temas de educación y las nuevas corrientes pedagógicas. En el libro dedica un capítulo a "Maradona y Pelé o la importancia de los educadores".

En este blog suelo hacer homenaje póstumo a ciertas personas...  y le ha llegado el turno a Diego Armando Maradona. Para mi un ídolo, una leyenda del deporte, un ejemplo de vida vivida o mal vivida, según como se mire. Trascribo parte del texto:

Viveza Criolla

Dos periodistas argentinos, Gantaman y Burgo, han reunido las mil mejores frases pronunciadas por Maradona durante sus largos años de vida pública. Un ejemplo es el siguiente: "Les ofrezco mil disculpas a los ingleses, de verdad, pero volvería a hacerlo una y mil veces. Les robé la billetera sin que se dieran cuenta, sin que pestañearan". "La mano de Dios fue una picardía, y no se ve en el fútbol europeo, solo en el sudamericano. Y lo volvería a hacer. ¿O se pensaban que le iba a decir al árbitro?: No señor, lo hice con la mano. Anúlelo".

14/11/20

La escalada del Everest. Los escritos completos de George Mallory

El Alpinista como Artista


La gran mayoría de los hombres son artistas en cierto sentido. Algunos son activos y creativos, y algunos participan de manera pasiva. No hay duda de que las personas que crean difieren de las que no crean, en un modo que podría considerarse esencial. Pero unas y otras tienen en común este impulso artístico: todas desean expresar la parte emocional de su naturaleza. El comportamiento de quienes se dedican a las formas superiores del arte muestra esto de manera muy clara. Tal vez especialmente clara en el caso del teatro, en la danza y en la música. No solo son artistas quienes actúan y representan, sino también aquellos que se emocionan con la representación. En este sentido, los artistas no se distinguen por su capacidad de expresar las emociones, sino por su capacidad de sentir esas emociones a partir de aquello que constituye el Arte...

Todos los alpinistas de la categoría arrogante son artísticos, independientemente de otras consideraciones, porque cultivan las experiencias emocionales por sí mismas, y por la misma razón son también deportistas. No es una paradoja afirmar que todos los deportistas -me refiero a los auténticos deportistas- son artísticos...

Desde el momento en que el placer se persigue, no solo por su valor literal..., sino con algún propósito más lejano y emocional, está compartiendo la naturaleza de Arte. Esta distinción se percibe con facilidad en el mundo del deporte. Marca la diferencia entre la persona que disfruta remando en un bote porque le complace el ejercicio, o le gusta la sensación de deslizarse por el agua en un bote, o quiere utilizar el agua para llegar a algún ligar deseable, y el que entrena para una carrera; la diferencia entre dar patadas a un balón y jugar un partido de fútbol; la diferencia entre darse un paseo a caballo por motivos de salud, o cazar zorros a caballo. Sin duda, ni al deportista ni al alpinista se les puede acusar de tomar sus placeres a la ligera. Ambos son artistas...

Pero hay arte y ARTE. Y podemos distinguir entre unos y otros artistas... Parecería perfectamente natural comparar un día en los Alpes con una sinfonía. Para los alpinistas de mi misma raza, esta comparación puede hacerse con toda justicia. Sin embargo, ningún deportista podría o querría afirmar lo mismo para el cricket o la caza, o para cualquiera que sea su deporte particular. Reconoce la existencia de lo sublime en el Arte con mayúsculas, y sabe, aunque no pueda sentirlo, que ese modo en que lo sublime mueve el alma es completamente diferente y mayor. Pero los alpinistas no admiten esa diferencia, en el plano emocional, entre el alpinismo y el Arte. Afirman que la esencia del alpinismo es algo sublime. Pueden comparar la llamada de las montañas a la melodía de la música magnífica. Y esa comparación en modo alguno resulta ridícula.

21/9/20

El Profeta - Khalil Gibran

Entonces, dijo el labrador: Háblanos del trabajo.

Y él respondió, diciendo:

Trabajáis para seguir el ritmo de la tierra y del alma de la tierra.

Porque estar ocioso es convertirse en un extraño en medio de las estaciones -y salirse de la procesión de la vida, que marcha en amistad y sumisión orgullosa hacia el infinito.

Cuando trabajáis, sois una flauta a través de cuyo corazón el murmullo de las horas se convierte en música.

¿Cuál de vosotros querrá ser una caña silenciosa y muda cuando todo canta al unísono?

Se os ha dicho siempre que el trabajo es una maldición y la labor una desgracia.

Pero yo os digo que, cuando trabajáis, realizáis una parte del más lejano sueño de la tierra, asignada a vosotros cuando ese sueño fue nacido.

Y, trabajando, estáis, en realidad, amando a la vida.

Y amarla, a través del trabajo, es estar muy cerca del más recóndito secreto de la vida.

Pero si, en vuestro dolor, llamáis al nacer una aflicción y al soportar la carne una maldición escrita en vuestra frente, yo os responderé que nada más que el sudor de vuestra frente lavará lo que está escrito.

Se os ha dicho también que la vida es oscuridad y, en vuestra fatiga, os hacéis eco de la voz del fatigado.

Y yo os digo que la vida es, en verdad, oscuridad cuando no hay un impulso.

Y todo impulso es ciego cuando no hay conocimiento. Y todo saber es vano cuando no hay trabajo.

Y todo trabajo es vacío cuando no hay amor.

Y cuando trabajáis con amor, os unís con vosotros mismos, y con los otros, y con Dios.

¿Y qué es trabajar con amor?

Es tejer la tela con hilos extraídos de vuestro corazón como si vuestro amado fuera a usar esa tela.

Es construir una casa con afecto, como si vuestro amado fuera a habitar en ella.

Es plantar semillas con ternura y cosechar con gozo, como si vuestro amado fuera a gozar del fruto.

Es infundir en todas las cosas que hacéis el -aliento de vuestro propio espíritu.

Y saber que todos los muertos benditos se hallan ante vosotros observando.

He oído a menudo decir, como si fuera en sueños: El que trabaja en mármol y encuentra la forma de su propia alma en la piedra es más noble que el que labra la tierra. Aquel que se apodera del arco iris para colocarlo en una tela transformada en la imagen de un hombre es más que el que hace las sandalias para nuestros pies.

Pero, yo digo, no en sueños, sino en la vigilia del mediodía, que el viento no habla más dulcemente a los robles gigantes que a la menor de las hojas de la hierba.

Y solamente es grande el que cambia la voz del viento en una canción, hecha más dulce por su propio amor.

El trabajo es el amor hecho visible.

Y si no podéis trabajar con amor, sino solamente con disgusto, es mejor que dejéis vuestra tarea y os sentéis a la puerta del templo y recibáis limosna de los que trabajan gozosamente.

Porque, si horneáis el pan con indiferencia estáis horneando un pan amargo que no calma más que a medias el hambre del hombre.

Y si refunfuñáis al apretar las uvas, vuestro murmurar destila un veneno en el vino.

Y si cantáis, aunque fuera como los ángeles, y no amáis el cantar, estáis ensordeciendo los oídos de los hombres para las voces del día y las voces de la noche.

17/9/20

Festival de Málaga

En agosto estuve como jurado independiente en el Festival de Málaga, una gran oportunidad de conocer un gran festival desde dentro. Gran experiencia!

 

 

4/9/20

Un verano diferente

Este verano se planteaba distinto. Y salió adelante un proyecto hablado con mi hermano Juan, hacer el camino de Santiago desde Francia y hacerlo ligero pero intenso, sin diluirlo ni convertirlo en una actividad meramente deportiva. Un camino con todo su sentido de peregrinación, de expiación, de encuentro... El fin del camino el inicio del Camino.
Empecé a andar el 29 de julio por la tarde desde St. Jean de Pied de Port con el objetivo inicial de llegar el 15 de agosto a Santiago… pero me fui animando y las sensaciones fueron cada vez mejores con lo que recorté dos días llegando a destino el 13 de agosto. 

Para los curiosos:
1. St. Jean de Pied de Port - Roncesvalles 26 kms
2. Roncesvalles - Pamplona 42 kms
3. Pamplona - Estella 47 kms
4. Estella - Logroño 50 kms
5. Logroño - Sto. Domingo de la Calzada 52 kms
6. Sto. Domingo de la Calzada - S. Juan de Ortega 47 kms
7. S. Juan de Ortega - Hontanas 58 kms
8. Hontanas - Carrión de los Condes 53 kms
9. Carrión de los Condes - Bercianos 50 kms
10. Bercianos - León 45 kms
11. León - Astorga 50 kms
12. Astorga - Ponferrada 52 kms
13. Ponferrada – La laguna 50 Kms
14. La Laguna – Sarria 42 Kms
15. Sarria – Melide 62 kms
16. Melide – Santiago 53 Kms

Me ha gustado mucho la experiencia de hacer el camino en solitario. He podido conocer más gente al no coincidir casi nunca con nadie más de dos días seguidos… gente distinta y muy interesante con las que he podido conversar y conocer las distintas motivaciones para emprender su camino: Florian, Cristina, Melanie, Gabi, Michele, Romina…
El camino te cambia la vida. Gracias!

10/6/20

Toca mi canción - Jarabe de Palo

Toca homenaje...


30/1/20

Anestesia - Viveka Redmond

Anestesia habla de la adicción al alcohol: el alcoholismo... una adicción bastante común (mente) aceptada. Pocos pueden decir aquello de ...quien esté libre de pecado que lance la primera piedra.

Historia real para leer del tirón en una tarde de enero.
Y es ahí donde está el quid que se esconde tras el entramado de las adicciones: la voluntad está enferma. Ni los deseos del adicto, por no consumir, ni los de la familia, por evitar que lo haga, son suficientes. Pocas cosas existen en el mundo tan sencillas como empezar a beber ni tan complejas como dejar de hacerlo.
"Cuando pasa algo bueno, hay que beber para celebrar, cuando pasa algo malo, hay que beber para olvidar, y cuando no pasa nada, hay que beber para que pase algo". Chales Bukowski

27/1/20

Gasherbrum 1958. El relato inédito de una conquista - Walter Bonatti

Seguimos con literatura  de montaña. Me encanta!
Si hay una montaña más difícil de escalar que el K2, según los entendidos, ese es el Gasherbrum IV. El GIV, decimoséptima montaña más alta de la tierra (7.925 metros/26.001 pies). Situada al fondo del glaciar del Baltoro y del circo de Concordia, es sin duda una de las montañas más simétricas y deslumbrantes del Karakórum y presenta una subida extremadamente técnica.

La primera ascensión la realizó en 1958 la cordada italiana: Walter Bonatti - Carlo Mauri y desde entonces sólo se ha ascendido en otras 3 ocasiones... lo que nos habla de su extremada dificultad.
«Me sigue Mauri, no hacemos comentario alguno, pero siento que estas reacciones solo pueden ser recíprocas. La pared es lisa y compacta, y al mismo tiempo la roca se desmenuza, como también la fina capa de nieve que la recubre a tramos. A menudo hay que utilizar clavos para poder asegurarnos, unos clavos que luego hay que recuperar para no quedarnos sin ellos. Todo es peligroso y poco fiable: la roca, la nieve, los clavos que ponemos, e incluso el frío, que se ensaña con nuestras manos cuando, en los pasajes más delicados, nos vemos obligados a quitarnos los guantes. Nos gustaría poder quitarnos también los crampones, pero a la vista de las bajísimas temperaturas nos abstenemos de hacerlo, por miedo a no poder volver a calzárnoslos en caso de necesidad. Las dificultades técnicas rondan el V grado, sin contar con que la altitud, el hielo y la inminencia de la tormenta vuelven exasperantemente lenta nuestra progresión. Es una lucha desesperada, entre la realidad y nosotros mismos, pero al final ganamos nosotros. A las doce y media exactamente, nuestras banderitas de Italia, Pakistán y el CAI ondean, o más bien se agitan violentamente, a merced del viento tormentoso de la cumbre. Estamos a 7.980 metros, en la cota más levada del GIV. Idealmente, todos nuestros compañeros de expedición están aquí arriba con nosotros, viviendo este momento decisivo. Parece increíble que en tan breves instantes haya que dar por concluida una realidad tan larga y tan compleja de materializar. Nos abrazamos emocionados».
Este libro es el relato a modo de diario escrito por Walter Bonatti a su retorno después de la aventura. El manuscrito ha permanecido olvidado durante seis décadas entre todos los documentos de su archivo personal.

Un testimonio inédito hasta la fecha donde el protagonista reescribe la historia con revelaciones sobre la expedición, el recuerdo de sus compañeros, los detalles y la extrema dificultad de la lenta y emocionante aproximación a la cumbre por una vía que nadie ha vuelto a repetir en los sesenta años siguientes, y algunas polémicas tras el regreso a Italia.
El equipo que conformó la expedición al CIV, 1958
«Durante la estancia en Concordia se realizará el pago a los porteadores, que es como la celebración de un verdadero rito y resulta siempre muy curioso de ver. Algunos reciben un anticipo, a otros se les abona la liquidación, y unos y otros dan vida a un cuadro realmente penoso. Los pobrecillos permanecen acuclillados sobre la nieve, en pequeños grupos, durante horas y horas, esperando su turno con paciencia casi estoica. En cambio, allí donde se reúnen los que ya han recibido la paga, hay movimiento, acción, y los dos grupos contrastan tanto entre sí que no parece que estén compuestos por la misma gente. Los hay que cuentan ávidamente las monedas y las vuelven a contar; otros, quejosos, se disponen a volver a sus aldeas, y también hay quien se pelea con sus amigos. En resumen, nadie parece alegre, sino que reina un descontento general, aunque sé con seguridad que todos han recibido ni más ni menos que su paga exacta. Una vez más, llego a la conclusión de que el dinero es la causa principal de la infelicidad humana...». 
Bonatti en la cima del GIV, el 6 de agosto de 1958
«Hay poco que decir: Bonatti es un dios. Cuando llega su turno, veo el puntito rojo de su jersey que avanza, diría que sin esfuerzo, pero sin duda con decisión y ligerezas únicas, hasta llegar al punto de reunión. Comparados con él, los otros son de arcilla y tierra, humilde carne humana».

23/1/20

Los catorce de Iñaki - Jorge Nagore

Al mal tiempo un buen libro... en estos días pasados he releído del tirón "Los catorce de Iñaki", la crónica del extraordinario intento de rescate del himalayísta Ochoa de Olza en el Annapurna.

Tengo memoria de pez y nunca me acuerdo de las cosas que he leído o visto... me ocurre a veces, que digo... este libro no estoy seguro de haberlo leído... lo empiezo a leer y no me acuerdo de nada y cuando quedan 5 páginas para terminar digo: "Efectivamente, me lo había leído!!". 
Así puedo disfrutar de las cosas varias veces, como si fuera la primera vez.
Me encantan los libros de expediciones y aventuras de montaña! Aquí dos fragmentos

 
El riesgo es grande, pero da sentido a las expediciones y a la escalada en los ochomiles. El riesgo permite que la aventura sea posible, la convierte exactamente en lo que es: una lucha sin cuartel contra los elementos y con total ausencia de garantías. "Si quieres garantías, cómprate una tostadora", solía decir Iñaki.

Sé bien que una parte de nuestra sociedad no ve con buenos ojos que seamos capaces de pelear como condenados para cumplir con nuestros sueños, ni que derrochemos valor en nuestra aparente estéril búsqueda. Sé que nuestro modo de vida alternativo no siempre es entendido o bien recibido pero, ¿acaso debería reprochármelo? La Diosa Annapurna tiene más respuestas guardadas en su regazo que todas las preguntas que yo sería jamás capaz de formular.

17/1/20

La gran grieta el despertar de África - Alex Perry

En Kenia, por ejemplo, se trata del continente de Memorias de África, de Karen Blixten: safaris, sabana, puestas de sol, todo revestido de glamur imperial. Esto atrae a cientos de miles de turistas cada año. De modo que, como es lógico, esta es la África que la industria turística keniana les vende. Los aviones procedentes de Europa desembarcan cientos de europeos, estadounidenses, japoneses y chinos vestidos de safari, como si esperaran bajar de las escalerillas a los matorrales. Trabajando a partir del siglo XIX, los decoradores se han asegurado de que los grandes hoteles de Nairobi (el Norfolk, el Fairview, el Stanley) parezcan grandes tartas de boda con altos cielorrasos, paneles de madera en las paredes, los botones vestidos con túnicas escarlatas y porches con macetas de ratán y ventiladores hechos con hélices de aviones antiguos...


4/11/19

Una pena en observación - C.S. Lewis

Obra maestra, profunda y densa. Os dejo con algunas frases:

Gran parte de una desgracia cualquiera consiste, por así decirlo, en la sombra de la desgracia, en la reflexión sobre ella. Es decir en el hecho de que no se limite uno a sufrir, sino que se vea obligado a seguir considerando el hecho de que sufre.
La realidad nunca se repite. Nunca se quita y se devuelve lo mismo.
Hasta hoy nunca había tenido tiempo. Ahora no hay otra cosa que tiempo, sucesividad vacía.
Sólo un riesgo verdadero pone a prueba la realidad de una creencia.
¿Puede un mortal hacerle a Dios preguntas que para Él no tengan respuesta? Fácil que sea así, creo yo. Todas las preguntas disparatadas carecen de respuesta. ¿Cuántas horas hay en una milla? ¿El amarillo es cuadrado o redondo? Lo más probable es que la mitad de las cuestiones que planteamos, la mitad de nuestros problemas teológicos y metafísicos sean algo por el estilo.

18/10/19

La leyenda del Santo Bebedor - Joseph Roth

Libro para leer de una sentada. Os dejo con un fragmento del prólogo de Carlos Barral:

Hay abstemios de nación, pobre gente, que pasarán por este mundo, por larga y atenta que sea su vida, sin comprender que el vino es uno de los elementos principales que nos separa de la zoología y que ha dotado de noble extravagancia a unas tradiciones de conducta que, sin la intervención de Baco, serían aún más esclavas de la humillante tiranía de la lógica. 

16/10/19

Amado Monstruo - Javier Tomeo

Saltando con fluidez del esperpento al horror, Amado monstruo registra la insólita conversación de dos personajes aparentemente muy dispares, entre los que se descubre, a lo largo de sus escaramuzas verbales, un vínculo común: la obsesión por una madre posesiva. Uno de ellos, Juan D., comete a los treinta años su primer acto de rebeldía y, desafiando a su madre, que lo tiene prácticamente secuestrado, acude a una entrevista para solicitar el empleo de guarda jurado en un banco. El otro, Krugger, un jefe de personal inicialmente impasible, lo somete a un estricto interrogatorio para averiguar su capacidad para el uso de armas de fuego, pero, en el curso de la conversación, se filtra un abominable secreto... Javier Tomeo confirma en esta novela su capacidad para desarrollar, con impecable factura, situaciones ominosamente oníricas pintadas con un «acabado» hiperrealista. Tan cómico en algunas ocasiones como espeluznante en otras, este relato dialogado no se olvida nunca de tirar del lector hasta conducirle a un desenlace sorprendente.

23/9/19

Crónica de un debut - Triatlón de Almazora

Debut en la distancia Olímpica del Triatlón de Almazora. 
Todo por una apuesta.
Con los de Puente a Puente. Magnífico equipo!
Una gran experiencia... un volver a la infancia en la que acompañaba a mi hermana Consuelo en sus triatlones. Un madrugón interesante. Un aprovechar el domingo.

Yo soy como los gatos! En mi vida me he metido en una piscina y este verano, para no hacer el ridículo me lo pasé yendo a la piscina y practicando la natación (aprendiendo a flotar). Por tanto, el agua es mi punto débil y yo lo sabía. Así que decidí salir por el final para no llevarme patadas ni manotazos. Y efectivamente, por más que entrené, ayer en Almazora salí el catorce por la cola. 
Iba solo, en medio del mar, como una ballena a la deriva y salí pues eso... casi el último, pero con vida. 

La bici ya fue otra cosa. Mi objetivo era no perder más tiempo y pese a ser la tercera vez que me subía en una (Gracias Patxo por dejármela) empecé a adelantar a mucha gente.
Grande Quique!!
Y en la carrera a pie iba como un tractor, pero adelanté a casi un cuarto de los participantes llegando al final en la posición 50 de la general y empleando un total de 2 horas 32 minutos. Si llego a hacer las transiciones un poco más rápido gano la apuesta.

Datos:
1500 m de natació en 32 minutos - 2.17' min/100
45 kms de bici en 1,17 hrs - 33,19 km/h
10,5 kms de carreera en 39 minutos a 3.55' min/km
Las transiciones con la calma: 4 minutos

30/7/19

Picos de Clarabide

Otro finde en Pirineos.
Esta vez subimos desde el Valle de Estós a los Clarabides 3.020 m.
Excursión larga y fácil... eso sí, pasada por agua!

23/7/19

El paso del gato

Este finde estuvimos en la Munia 3.133 m., en el paso del gato, el gato ska.
La verdad es que no tiene ningún misterio. Lo peor es al autosugestión: ni paso, ni gato.

Salimos desde Petramula y hicimos cumbre normalmente. Eso sí, nos pusieron multa por aparcar mal en el monte. Ya ni aparcar se puede.

29/5/19

Annapurna primer ochomil

Siento que mi fin está próximo, pero es el fin que todos los alpinistas desean, por ser conforme a su pasión. Agradezco con toda el alma a la montaña que esté tan hermosa hoy para mí. Su silencio me impresiona como el de una iglesia. No sufro absolutamente nada y no siento ninguna inquietud. Mi tranquilidad es asombrosa…
La lectura espolea nuestra imaginación. Y yo estoy muy expoleado. Recientemente he leído un clásico de la literatura del ochomilísmo: Annapurana, primer ochomil de Maurice Herzog. 

Hay un párrafo en el prólogo de Sebastián Álvaro, creador de Al Filo de lo Imposible, en el que dice al respecto de aquella exitosa expedición de 1950:
Es el tiempo de la exploración pura. Explorar y escalar eran dos variables de un momento en el que la incertidumbre lo envolvía todo desde que se salía de casa. Fueron los mejores tiempos del Himalaya… ahora puedo sonreír al comparar aquellas expediciones con alguna de las expediciones comerciales que han vulgarizado y degradado algunas rutas normales, tan alejadas del espíritu y la práctica de lo que fue esta expedición francesa. En el camino se ha perdido lo mejor: el alpinismo y la aventura.
"Porque está ahí". Justo hoy celebramos el 66 aniversario de la primera ascensión al Everest... no hace tanto tiempo que se empezaron a conquistar los límites de la tierra y quizá ya le hemos perdido el respeto.

Aventura, exploración...
Ningún hombre ha contemplado jamás estas montañas que nos rodean. Ningún animal, ninguna planta tienen derecho a existir en este lugar. En la pureza de la mañana, esta ausencia de vida, esta miseria de la Naturaleza, no hacen más que exaltar nuestras fuerzas interiores. ¿Quién comprenderá el entusiasmo que este vacío nos produce, cuando los hombres se enamoran siempre de naturalezas ricas y generosas?
Como decía, la lectura despierta la imaginación y ya me he visto en el la cima del Cho Oyu o cualquier otro ochomil... pero para ser realistas y, visto que no tengo muchos medios, he pensado en dos objetivos más asequibles: el Kilimanjaro y el Mont Blanc.
Me lo he propuesto, no te digo más.

14/5/19

Mucho cooking chicken in the kitchen

Empezamos la temporada pictórica con esta obra magna del color... Primera pero no última. 
Si las obras expresan el estado de ánimo esta no sé lo que expresa.
Este cuadro ya lo he visto otras veces.
No sé si eso es bueno o es malo.
A pintar se aprende pintando.
Crear se crea creando.
Tres tristes tigres.
Every new band feels like I heard them before



6/5/19

Garmo Negro primaveral

Pensat i fet: blanco, negro, blanco...!!! 
El Garmo Negro estaba muy blanco, muy primaveral.
La expedición comenzó el sábado por la tarde con idea de subir lo máximo posible. A eso de las siete plantamos las tiendas en la Mallata Alta cuando el sol ya se ponía. El frío iba in crescendo pero íbamos bien pertrechados, así que malamente tra-tra pasamos la noche inclemente.
A la mañana siguiente salimos de nuestras acogedoras y heladoras tiendas todo rodeadas de nieve con un único objetivo: HOLLAR!? 
Y pasito a pasito, no sin ciertas dudas... hollamos la cima.
Gran bautismo de hielo y nieve de Pablo y David que están muy fuertes. 
Próxima cita el Mont Blanc o el Kilimanjaro... algún patrocinador? 


Formamos una cordada de cuatro e hicimos cumbre épicamente a las 11 am.

4/2/19

Rosalía

Me vuelvo fan!
A parte del discurso de Jesús Vidal, no he podido resitirme a dedicar una entrad a esta chica. 
Mare meua! ARTE PURO
Tremenda actuación y versión. Me quedo contigo. Venga, saludos.
Tra-tra!!