Compartir

27/9/09

subiendo como la espuma

Hoy estoy místico:

Es tan grande el placer en la contemplación de la verdad, sea cual sea el aspecto bajo el cual la puede contemplar uno, es tanta la pureza, la sinceridad, tan inmutable su fe, que uno jamás creerá haber sabido algo en otro tiempo, cuando le parecía tener ciencia. Y para que no sea prohibido al alma unirse por completo a toda la verdad, llega a desear, como supremo beneficio, la muerte, que antes temía.

S. AGUSTÍN

3 comentarios:

Mundi dijo...

Querido pouli, que proceso de maduración más increíble estás padeciendo.

Pablo dijo...

No te flipes, no te flipes... que estoy subiendo como la espuma en todos los ámbitos.
Au

Pirri dijo...

Tomo buena nota

Publicar un comentario