Compartir

7/10/12

They came like swallows

Es te verano me he leído muchos libros... más de los acostumbrados la verdad. Entre ellos Vinieron como Golondrinas, literatura americana muy frecuente en la editorial Libros del Asteroide, también he leído en esta editorial Una temporada para silbar. Dos lecturas tranquilas, cotidianas, costumbristas, entreañables... qué se yo, si tubiera que elegir entre ambos me quedaba con el segundo. No obstante te dejo con un fragmento de las golondrinas.


Cuando Bunny era muy pequeño, a veces se despertaba de noche con la garganta seca y pedia que le dieran agua. Entonces oía a alguien tropezando y dando tumbos, y escuchaba el sonido de un grifo abierto en el cuarto de baño. El borde de un vaso le golpeaba los dientes. Bebía con sed y volvía a quedarse dormido… Hasta que una noche, de la oscuridad que le separaba del cuarto que había al otro lado del pasillo salió una voz que dijo: “¡Anda, ve tu mismo!” Por primera vez en su vida, Bunny cayó en la cuenta de que tenía un padre, y absolutamente atónito, hizo lo que se le pedía.

Un fragmento sugerente a mi parecer.

2 comentarios:

j2c6 dijo...

Imprescindible esto de copiar fragmentos. En plan cotidiano, creo que ya sabes que me gustó el Árbol de Brooklyn...

Pablo dijo...

Lo pongo en la lista de reproducción. Gracias

Publicar un comentario