Compartir

7/8/15

Ebrietas. El Poder de la Belleza - Íñigo Pírfano

Y vamos con un ensayo, denso e interesante, para beber a pequeños sorbos. 
Íñigo Pírfano (Bilbao, 1973) Director y fundador de la Orquesta Académica de Madrid, compositor, escritor, conferenciante... Ebrietas es su primer libro. En el nos invita a una reflexión pausada y profunda, de la mano de algunos de los mejores artistas y teóricos del arte de todos los tiempos, por un lado de los transcendentales de la filosofía clásica: Ens, Unums, Verum, Bonum y Pulchrum y por otro, nos propone ebriedad como clave de interpretación y vía de acceso a las cuestiones que más importan al ser humano: amor, belleza, sentido, moral, verdad, transcendencia.
...El misterio nos habla -en voz baja, como en un leve susurro, por lo que hay que estar con el oído bien atento- de las cuestiones que más nos importan. Vuelve a decir Steiner:*
"El encuentro con lo estético es, junto con ciertos modos de la experiencia religiosa y metafísica, el conjuro más 'ingresivo' y transformador a que tiene acceso la experiencia humana. De nuevo, la imagen adecuada es la de una Anunciación, la de 'una belleza terrible' (Yeats) o gravedad que irrumpe en la pequeña morada de nuestro cauto ser. Si hemos oído correctamente el aleteo y la provocación de esa visita, la morada ya no es habitable de la misma manera que antes".
*George Steiner, Presencias reales, Ediciones Destino, Barcelona (2007), p.32
...Sin embargo, esto tampoco nos debe conducir a otra visión errónea de la cuestión: la idea de que hay que acercar el arte al pueblo. Frente a esta opinión francamente extendida, debemos afirmar con contundencia y arrojo que el arte no está hecho para el pueblo, sino para la persona. Es equiparable, por tanto, al conocimiento amoroso. Es la persona quien resulta interpelada por la obra de arte esforzada. El amor y el arte son personales; pregunta por el tú, no por el vosotros, por la masa anónima e impersonal. No es el arte el que debe descender, sino la persona quien a de ascender.

0 comentarios:

Publicar un comentario