Compartir

10/8/22

CDMX

Me ha encantado la Ciudad de México. Gran ambiente en cada uno de  sus barrios y calles. CDMX: vida, cultura, historia, gastronomía, arte, color, aroma, urbanismo, arquitectura..., ¿no se nota que quiero volver?

Estuvimos en Camino Real Polanco, magnífico hotel de 720 habitaciones que se inauguraron con motivo de los Juegos Olímpicos de México '68. Este hotel-museo, obra de Ricardo Legorreta permanece como una obra maestra de la arquitectura moderna mexicana.

En CDMX nos movimos casi siempre por las mimas zonas:  Parque de Chapultepec, Condesa, Polanco, Roma, Paseo de la Reforma, Zócalo. En esta ocasión, y creo que es un acierto a la hora de visitar lugares, optamos por abarcar poco pero disfrutarlo, es decir... callejear, disfrutar de la gastronomía, los ambientes, los parques, las terrazas... comer picante, escamoles, tacos, tomar unos churros con chocolate, micheladas, mezcalito... cómo se echaba de menos el terraceo!!

El cercano Bosque de Chapultepec es el lugar ideal para hacer deporte, un picnic, que sé yo... magnífico!! y lleno de lugares a visitar como el Museo Nacional de Antropología que bien merece una visita guiada, dada su densidad y nuestra incultura en materia precolombina. ¡Cuánto me gustaría saber! Sapere Aude, me entusiasma. 

La Casa de Frida Kahlo bien, pero no da para tanto. Esto suele pasar en todas las casa-museos de artistas, se estira el chicle. El Antiguo Colegio de San Ildefonso una preciosidad arquitectónica en la que se pueden ver algunas obras del muralismo mexicano. En el Palacio de Bellas Artes asistimos al espectáculo del Ballet Folkórico de México de Amalia Hernández (me emocionó participar de la riqueza de la cultura mexicana). Este Palacio es un magnífico exponente del  art nouveau y art déco. 

Desde el avión pude ver el Estadio Azteca, lo doy por visto, enorme..., me quedé mudo. 

CDMX, aún nos quedan muchas cosas por ver y aprender. Una maravillosa ciudad. Volveremos.

0 comentarios:

Publicar un comentario