Compartir

9/3/14

London Galleries III - Tate Modern

Entrada de domingo, tranquila, para los que quieran leerla.
¿Qué decir de la Tate Modern? 
Una de esas galerías que no aturullan, selecta, complicada de entender, a veces. 
Enorme.
Creo que ya he estado en tres ocasiones. La última el pasado jueves. 
Asger Jorn, Karel Appel… varias cosas me han llamado la atención, por orden:
El que más me ha gustado a sido Gerhard Richter, no el de la escala de Richter, otro. Un artista como la copa de un pino (qué expresión más curiosa, la del pino), polivalente, con un dominio impresionante del peso del color, la composición, la simplicidad y la armonía, ¿qué más?
Picasso y su weeping woman. Sobra hablar de Picasso.
Otra gran impresión ha sido Mark Rothko: La inabarcabilidad.
No hay palabras, es curioso. Eso sí que es simplicidad… 
Me pregunté mientras estaba en la sala: ¿Qué lo hace especial? ¿Por qué esto no lo puedo hacer yo?, ¿por qué nos choca que "solo" haya color?… 
…y es que no solo es color (red on maroon). Es más, es un espacio. 
El cuadro que te envuelve, casi literalmente, tremendas dimensiones. Te sientes transportado, arrebatado por la “simplicidad”, arrullado… quizá esté exagerando.

0 comentarios:

Publicar un comentario