Compartir

19/11/16

Equipo Crónica

La Fundación Bancaja de Valencia acoge hasta el 8 de enero la mayor exposición antológica que se ha realizado de Equipo Crónica, reuniendo un total de 165 obras.
Una exposición digna de ser visitada, un estilo único made in valencia: un poco realista, un poco crítico, bastante pop, con citas pictóricas, anacronismos y pastiches que harán las delicias de los espectadores.
Tomás Llorens, encargado de comisariar la exposición afirmó que la obra de Equipo Crónica, "tiene la capacidad de evocar una época y eso no es algo casual, sino que ese era el propósito" de los integrantes del ya histórico equipo: Rafael Solbes, Manuel Valdés y Joan Antoni Toledo.
El realismo socialista y el Pop Art en el campo de batalla, 1969. Museo Reina Sofía
El origen del movimiento Estampa Popular de Valencia, en 1964, es el inicio del recorrido cronológico que sigue la exposición, que presta atención al trabajo de los primeros años de los tres creadores, que se convirtieron en dos cuando Toledo abandonó el equipo, poco después.
La muestra acoge series de cuadros tanto de Estampa Popular como de Equipo Crónica, que tratan temas como los "25 años de paz", la recuperación de la pintura del Siglo de Oro por parte del régimen franquista o la campaña por el regreso a España del "Guernica" de Picasso.
Ya en los años 70, ha explicado el comisario, algunas de las series de obras se centran en el oficio del pintor, como la "Serie negra", "Autopsia de un oficio" o "A vueltas con la pintura".
Pintar es como golpear, 1972. Museo Reina Sofia
La producción de Equipo Crónica recupera la vertiente política a finales de su producción, desde 1973, con la serie "El panfleto", en la que se preguntan por las diferencias entre la pintura y la propaganda, hasta 1975 y 1976, cuando las series "El paredón" y "La trama" tratan aspectos como los fusilamientos o incluso inventan episodios de la vida de Franco.
Con la llegada de la Transición, Valdés y Solbes se embarcan en la creación de "Los viajes" y "Los paisajes urbanos"e inician después la serie "Lo público y lo privado", que Valdés abandona tras la muerte de Solbes en 1981.
"Se trata de unos años de extrema agitación y confusión, donde la conciencia colectiva está bastante irritada y desorientada", explica Tomás Llorens, que se refiere a hitos como mayo del 68 o la guerra de Vietnam como influencias en la producción artística de la época.

0 comentarios:

Publicar un comentario