Compartir

10/11/16

Festival LA CABINA - IX edición

Inicio de curso, organización desorganizada, caos... muchos frentes abiertos han hecho que dejará el blog aparcado. Pero, las cosas se van asentando y todo vuelve a coger ritmo.
Así que volvemos a la Cultura, o por lo menos intentamos aproximarnos...
El jueves pasado nos volvimos culturetas por un día. Estuvimos en la Gala de Inauguración del Festival La Cabina.
Full equip
La gala estuvo conducida por CinemaScupe, con la música en directo de Ratolines y el preestreno de 'La balada de Ella Plummhoff' (con la presencia de su directora, Barbara Kronenberg). Un gran montaje que congregó a numerosas personas de la cultura. ¡Enhorabuena al departamento de comunicación!
Barbara Kronenberg
Este festival, que toma su nombre del mediometraje de Antonio Mercero (La Cabina, 1972) en el que el actor José Luis López Vázquez queda encerrado en una cabina telefónica, es pionero por ser el único que da amparo al metraje comprendido entre los 30 y los 60 minutos. Ni largo, ni corto. Ni chicha ni llimonà... pues no.
Para Carlos Madrid, director de La Cabina, el mediometraje tien mucha chicha y merece ser reconocido y considerado como un producto terminado, completo, con categoría propia en los grandes festivales. La gala, por tanto, además del carácter lúdico y festivo tuvo un cierto tonillo reivindicativo que nos encanta.
Con Carlos Madrid
Este año La Cabina nos ha sorprendido muy gratamente (que viejuno lo de gratamente). Un gran montaje inaugural, gran afluencia de público en sus proyecciones, nuevas propuestas... Todo gracias a una gran dirección y un gran equipo que han hecho posible que un año tras otro, nueve años ininterrumpidos de actividad, el metraje que defienden coja fuerza.
Gilberto, músico que canta cosas 
Y bueno, para terminar, desde Calamarte queremos hacer una declaración de intenciones. Quizá seamos algo pretenciosos, utópicos o qué sé yo... pero con el tiempo y vuestro apoyo queremos llegar a ser un referente de opinión. No sabemos como será ni como se hará, pero algún día lo lograremos. Como en La Cabina, "sólo" hace falta trabajo, paciencia y mucha constancia. Ens vegem!

0 comentarios: